Omeprazol y salud ósea

Los inhibidores de la bomba de protones, (IBP) son un grupo de fármacos ampliamente utilizados para el tratamiento del reflujo gástrico y gastritis crónica. De todos ellos omeprazol es el más conocido y empleado. Sintetizado por primera vez el año 1979, este medicamento ha supuesto una revolución en el tratamiento de pacientes con úlcera gastroduodenal y reflujo gastro esofágico.

Según datos del Ministerio de Sanidad  y Consumo 1, durante el año 2017 se vendieron en España una cifra cercana a 70 millones de envase de inhibidores de la bomba de protones. Con un coste de 400 millones de €. Este subgrupo de medicamentos tiene una elevada Dosis por Habitante y Día (DHD) 120,3, parámetro que proporciona la estimación de cuántas personas de cada 1.000 están recibiendo al día una Dosis Diaria Definida (DDD).  Omeprazol es el más consumido con el 76% sobre el total, siendo el principio activo que mayor número de envases factura en oficinas de farmacia.

Hay evidencia de que el uso prolongado de estos fármacos puede tener efectos negativos sobre nuestros huesos, alterando el desarrollo óseo en niños o provocando osteoporosis, fracturas por fragilidad, y retraso en la consolidación ósea 2,3,4.

Los IBP son un grupo de fármacos que reducen la secreción ácida gástrica al inhibir en forma selectiva la bomba H+/K+ ATPasa, que es la etapa final en la secreción del ácido gástrico 5. .

¿Cómo afectan los IBP a la salud de nuestros huesos?

Nuestros huesos están en continuo proceso de remodelación. Los osteoclastos son las células encargadas de reabsorber hueso viejo y los osteoclastos forman hueso nuevo. Los osteoclastos necesitan un ambiente ácido para disolver el hueso, consiguiéndolo gracias a que poseen bomba de protones.  Los IBP no sólo tienen acción sobre las células de la mucosa gástrica, sin no que también interfieren en el proceso de acidificación mediado por los osteoclastos, necesario para la homeostasis ósea y el proceso de curación de fracturas.

Por otra parte el ácido gástrico es imprescindible para la correcta digestión y absorción de nutrientes. O’Connell et al demostraron disminución de la absorción de calcio en mujeres que tomaban IBP, con una disminución resultante en la densidad ósea y un aumento en el riesgo de fractura 6.

La hipergastrinemia provocada por los IBP, puede originar hiperparatiroidismo que disminuye la densidad mineral ósea, siendo otro de los mecanismos por que los IBP provocan debilidad ósea 7.

Cualquiera de los mecanismo arriba mencionados puede alterar la homeostasis ósea, bien sea inhibiendo el proceso de remodelación ósea, disminuir la absorción de calcio en tubo digestivo o aumentar la reabsorción ósea en caso de hiperparatiroidismo.

¿Debemos dejar de tomar IBP?

Desde mi punto de vista debemos restringir su uso a aquellas patologías para las que están indicados, tratamiento de la úlcera gastroduodenal, síndrome de Zollinger – Ellison  y reflujo gastro esofágico. No se recomiendan como solución inmediata de las indigestiones cotidianas, por exceso de alcohol o alimentos .

Bibliografía

1. Prestación Farmacéutica Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2017. INFORMES, ESTUDIOS E INVESTIGACIÓN 2019 MINISTERIO DE SANIDAD, CONSUMO Y BIENESTAR SOCIAL

2. Zhou B, Huang Y, Li H, Sun W, Liu J. Proton pump inhibitors and risk of fractures: an update meta-analysis. Osteoporos Int. 2016 Jan;27(1):339-47.

3. Wagner KL, Wagner SC, Susi A, Gorman G, Hisle-Gorman E. Prematurity and early childhood fracture risk. In: AAP Meeting Abstracts. Pediatrics. 2018 Jan 1;141(1). National Conference and Exhibition; 2016 Oct 22-25. San Francisco, CA: American Academy of Pediatrics; 2016. Abstract no. 757.

4. Malchod L, Susi A, Wagner K, Gorman G, Hisle-Gorman E. Early antacid exposure increases fracture risk in young children.2017. ttps://www.fabresearch.org/viewItem.php? id510928. Accessed 2018 Feb 28.

5. Sakai H, Fujii T, Takeguchi N. Chapter 13: proton-potassium (H1/K1) ATPases: properties and roles in health and diseases. In: Sigel A, Sigel H, Sigel RKO, editors. The alkali metal ions: their role for life (metal ions in life sciences). Berlin: Springer; 2016. p 459-83.

6. O’Connell MB, Madden DM, Murray AM, et al. Effects of proton pump inhibitors on calcium carbonate absorption in women: a randomized crossover trial. Am J Med 2005;118:778–781

7. Gagnemo-Persson R, Samuelsson A, Hakanson R, et al. Chicken parathyroid hormone gene expression in response to gastrin, omeprazole, ergocalciferol, and restricted food intake. Calcif Tissue Int 1997;61:210–215.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: